este proyecto es una tentación que no deja de tener sus dudas, contradicciones y desavenencias entre sus creadores… de otra forma, quizás, no hubiese sido posible ya que es el reconocimiento a la diferencia y al disentimiento lo que lo alimenta tanto en la superficie como en el fondo...

digamos, a modo de introito, que la poesía es una tentación tan necesaria como innecesaria y que, por lo n mismo, no se propone, por ningún motivo, definir un objeto puntual o sustancial a su “pecado”. me siento tentado a afirmar con el poeta marín sorescu que “podemos vivir sin pan, pero no sin poesía” y, sin embargo, lo primero que hago en la mañana después de levantarme y ducharme, es salir a comprar mi barra de pan para el desayuno si es que no me quedó un buen trozo del día anterior... a veces canto en el baño, por supuesto, y digo cosas sin darme cuenta, pero eso no quiere decir nada ni aboga en favor del segundo sustantivo de sorescu... sólo que estoy contento del pan calentito que me espera en la panadería...

nos sentimos tentados de muchas cosas y de muchas formas y tentamos a otros que a su vez nos tientan y se tientan sin que medie el pudor o la vergüenza y entonces, si, nos sobrepasamos, o nos atrevemos o nos lanzamos a la empresa, o a los brazos de la quimera aun a sabiendas de que el pan ya se nos quema en la puerta del horno... y que el objeto de tal deseo tentativo, todavía ignorado, quizás ya ha sido “tentado” y malgastado por los que no fueron invitados a la mesa...

mi madre tentaba todos los días las gallinas para asegurarse de que no faltaran los huevos en la alacena, y a pesar de su precaución no siempre había huevos frescos para el desayuno. y cuando nos castigaba con el ayuno para espantar las tentaciones innecesarias y decidía echarlos a empollar, no siempre contaba al final de la jornada con los pollitos que había anotado en su cuaderno de activos y pasivos una vez ya había sucumbido a su tentación...

tentamos a la primera novia una vez estamos seguros de su amor y ella también se tienta y nos tienta y mete los dedos en la masa... y una vez se nos acaba la tentación nos sentimos tentados a marcharnos acosados por una nueva tentación que vuelve y nos cierra el circulo...

en la escuela nos decían que el diablo tienta de mil maneras y que nada podíamos hacer para evitar ser tentados ya que el quid de la cosa está en saber atentar o estar atento contra la tentación y sus manías... todavía niño yo tentaba a mis hermanos para que me tentaran y de esta forma saber que todavía estábamos vivos una noche de tormentas y de cuentos de viejas y de fantasmas...

así que nada de explosiones cósmicas inesperadas ni arrebatos entrópicos de última hora... el mundo no es mas que pura tentación que se resiste y a la vez se entrega para que tanto tentador como tentado establezcan su reino y su quimera... y con la última la tentación de las palabras que nada saben ni quieren saber de su reino a no ser que todo sea a tientas... como los ciegos que todo lo quieren de primera mano...

es de pura tentación que
delitos menores ha sido tentada a salirse con la suya o al aire, con el fin de tirarle una página o una cuerda a los días en blanco y a las horas de la vigilia de tantos que han sido tentados a jugarse la toda con su tentación... solo esperamos que como mi madre y sus gallinas, o como la novia enamorada que sueña ser tentada una vez mas, abunden por doquier los buenos tentadores para que no se nos muera la tentación de una muerte súbita...